Imagem capa - Cuidado con el intrusismo ¿es tu fotógrafo, profesional? por Angel Fábregas Muñoz

Cuidado con el intrusismo ¿es tu fotógrafo, profesional?

No es algo exclusivo de la fotografía, la falta de trabajo o la búsqueda de ingresos rápidos llevan a intentar vender servicios en los que no se tiene experiencia o formación suficiente o no se cumplen los requisitos lógicos o legales para ejercer, por ejemplo como cualquiera cree que sabe pintar y por ello parece fácil, pues "me ofrezco como pintor, además fácilmente sin legalizarme así eso que me ahorro pero gano", u otra situación que me encontré, otro fotógrafo que justificaba ser más barato (que en realidad no lo era) porque era jubilado y no pagaba el IVA por lo que tampoco lo cobraba (sí el ya el colmo) ... bueno pués luego cuando aparecen los problemas (nada es fácil, ni siquiera pintar y se cobra por servicio profesional por lo que hay que darlo) pero les da igual porque como no hay factura ¿a quien va a reclamar el cliente si además son cómplices del fraude? si juntamos eso con clientes poco exigentes o conformistas pues ya tenemos intrusismo perfectamente encajado y afectando negativamente a los profesionales, además de otar forma, como a muchos les avergonzará decir que recurrieron a un ilegal hablaran de su mala experiencia como si hubiera sido con un profesional en toda regla afectando negativamente por mala publicidad a un colectivo que no lo merece

 

Ser fotógrafo de boda no es fácil, no es nada fácil, es más, es muy muy difícil, de hecho los profesionales que han trabajado en otras disciplinas fotográficas, como modelado, retrato en estudio, producto, incluso en otros eventos sociales como fiestas o conciertos, todos reconocen la dificultad del reportaje de boda, la tensión a la que estamos permanentemente sometidos porque tenemos una gran responsabilidad, las cosas pasan y solo lo hacen una vez y no se pueden repetir, no te puedes perder nada pero además has de capturarlo sin molestar desde lugares distantes o medio ocultos, esquivar a móviles y compactas e incluso conseguir a pesar de todo ello fotografías con encanto, con magia, fotografías que trasladen a esos momentos que despierten las emociones retratadas, además del estilo que agrade a la pareja y siempre técnicamente perfectas y artísticamente interesantes y no hay excusas porque para eso cobras, y aún hay más, te has de coordinar con todos lso profesionales que intervienen, colaborar, facilitar la perfección, estar a disposición de quien pide la foto, avisar de lo que quizás no se ha previsto y afecta a la cronología del evento y por tanto al reportaje. Y claro está el profesional además de todo ello ha de ser capaz de empatizar con la pareja, es una obligación caer bien o al menos intentarlo, conseguir feeling a toda costa para que se sientan a gusto, a parte de ello hay que cumplir con las obligaciones legales, disponer de equipo profesional, no sirve cualquier cámara, si la fotografía la hace el fotógrafo pero lso clientes pagan por reportaje profesional y lo ha de ser tanto el fotógrafo como las herramientas que use porque estas son necesarias por muchos motivos, el profesional claro que puede hacer buenas fotos hasta con una caja de zapatos con un agujerito y papel fotosensible pero el cliente no paga para eso, paga para que vaya con al menos dos cámaras profesionales y objetivos acordes, flash y lo que sea necesario para garantizar que no faltaran ni baterías ni tarjetas, ha de llevar todo eso y por supuesto estar en forma porque ha de moverse y mucho y no me refiero a llegar antes a los sitios para avanzarse, que también, sino que me refiero a trabajarse cada escena y no tirar de zoom, los clientes quieren un reportaje no una colección de fotos casi idénticas. Pero no acaba todo al final del dia una vez conseguido todo eso, la cosa continua al llegar al despacho o estudio, crear copia de seguridad de todo, procesar todo el material, ajustar cada imagen, retocar eliminando lo poco que se te haya colado en la foto, crear versiones al estilo deseado, copias en diferentes tamaños, editar video foto, generar el soporte, crear caratulas o estuches, imprimir y mucho muchisimo más ...

 No es nada fácil ser fotógrafo de boda pero hay quien piensa que sí y se lanza sin cumplir con nada de lo anterior (ni siquiera con algo que no he comentado que es tener experiencia y formación), revienta precios, no cotiza ni declara ingresos y no siempre para hacer bodas por 200€, también los hay de 600 a 800€, pero encuentran clientes y por cada uno que consiguen lo pierde un profesional y esto a lo largo de años llevó a más de un profesional a bajar precios para trabajar casi como a precio de coste. Lo he dicho muchas veces, he perdido muchos trabajos por negarme a cobrar en "B". 

Y claro está que ocurra lo anterior solo te puede traer problemas a no ser que tengas una gran suerte (ja he reparado algún reportaje de algunos de esos "fotógrafos"), pero si quieres evitarte posibles penurias es muy fácil. Para saber si es profesional hay que observar varios aspectos, el legal, la experiencia/formación y la calidad de lo que ofrece. Por cuanto a legalidad, si factura seguramente declare, pero si no lo hiciera tu igualmente tienes un documento legal acreditativo del pago y de querer hacer las cosas bien, es a priori lo mínimo que puedes hacer, habría más como pedir informe comercial (hay sitios que te registras y puedes pedir hasta 5 informes gratis a modo de prueba) y ahí verías si está dado de alta y desde cuando, claro que nada de eso impide que igualmente sea un pirata. Por experiencia y formación será visible en la cantidad y calidad de trabajos realizados y muestras que os enseñe, pero no fotitos por whatsapp o en en su web, ni siquiera en una tablet se puede apreciar la calidad, lo mejor es un trabajo impreso y al mismo tiempo ves la calidad de los materiales y acabados, aunque no contrates álbum te sirve de indicador del nivel de exigencia del profesional.

 Contrata un profesional, incluso siéndolo pueden aparecer problemas porque nadie puede garantizar el 100% pero menos aún no siéndolo, entonces lo que tienes es un 100% de falta de garantía, ojo que quizás igualmente os salga bien y no tengáis requerimiento de hacienda así que pasados los 5 años de rigor ya tranquilos ;-).